La primera sesión del taller de Danzas Ancestrales que celebramos en el Instituto Antonio Godoy Sosa de Tamaraceite para el grupo de 4ª ha sido una experiencia increíble. Los alumnos han podido conectar con la parte de la voz a parte de algunas experiencias más de observación y permiso al cuerpo.

Esto les puede servir para poder tomar buenas prácticas medioambientales del día a día. Como puede ser el medio en que nos transportamos, el tipo de comida que vamos a comprar al supermercado o al mercado y diferentes prácticas que podrían generar un tipo de ciudad con mucha más sostenibilidad.